top of page
  • Foto del escritorRed Crucero

Año 2072


Tras varias décadas en las que la inteligencia artificial se ha encargado de casi todas las funciones productivas, la situación revienta. Las economías más importantes hoy son 15X más grandes que en el 2022. Nuevas políticas públicas han creado el concepto de impuesto negativo. Las hambrunas son cosa del pasado. Las enfermedades ahora se curan gracias a micro robots que reparan el cuerpo humano desde las células (Segunda dimensión). Los grandes desafíos de la historia de las civilizaciones están casi resueltos. La energía se obtiene del sol, del mar y del viento. Así es El año 2072.

Las nuevas tecnologías prometen los viajes turísticos por el sistema solar. Mucha gente trabaja sin tener que moverse gracias a sus “Meta Docks”. Cientos de generaciones soñaron con un mundo así. Sin embargo, algo no anda bien. Los jóvenes rechazan, de manera contundente, la influencia de las máquinas. Exigen un cambio hacia el individuo a través de un gran movimiento introspectivo. En las manifestaciones vemos cómo la gente avienta sus aparatos inteligentes y los destruye con picos y palas. El grito en las calles es: “Volvamos a ser Humanos”. Los gobernantes aplican la fuerza para controlar la situación.

A partir del año 2030 la humanidad, harta de la “Gran Crisis Estructural”, se volcó a crear instituciones cimentadas en inteligencia artificial. Durante dos décadas este plan funcionó muy bien. Pero poco a poco la gente empezó a ver cómo perdían el control de todo lo que hacían. Los algoritmos y el derecho se mezclaron para generar un estado policía. Esta forma de trabajar se empezó a volver asfixiante para los ciudadanos. Gracias al “Ojo en el Cielo” ocurrían arrestos incluso dentro de los hogares (Para bien o para mal). El problema comenzó el día que este sistema empezó a corromperse por culpa de los malos políticos.

El año 2072 marcó el fin de la expansión entre los algoritmos y las instituciones. La violencia en las calles superó cualquier movimiento social antes visto. La paz que se había construido a partir de la década de los treinta parecía acabada. Aunado a eso, hubo una epidemia que mató a millones de perros. El shock fue muy doloroso para muchos. Pero al final, el péndulo cambió su rumbo de manera definitiva y nació un nuevo orden mundial. Ahora las personas se empezaron a enfocar en sí mismas. De repente, una joven generación de emprendedores comenzó a transformar la sociedad.

44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page