• Red Crucero

Agua no sale, pero la ignorancia fluye a borbotones


Bueno, la ignorancia no es pecado, a menos que se considere a todos los demás igual de ignorantes.


Mire usted, la explicación de Samuel de cómo hizo que una nube se detuviera para descargar en Cerro Prieto... de plano, hay que creer en duendes y en hadas madrinas para creerlo y difundirlo.


Pero ayer en la visita a una colonia del sur de la ciudad, acompañado del Agachón Juan Ignacio Barragán, no se midió.


Le dijo a los vecinos que el problema del agua estaba resuelto...


"Ahorita me reportan que a la presa de La Boca le están entrando 500 litros por segundo".


¡Oiga qué chulada!


Entonces Samuel dice que para surtir de agua a la zona sur, se necesitan 700 litros por segundo, o sea, con los 500 que entran por segundo a La Boca, el problema está resuelto.


Y todavía le pregunta a Juan Ignacio: ¿Verdad?, y el pobre titular de Agua y Drenaje asiente.


Cualquier neófito preguntaría: Oiga, ¿y esos 500 litros por segundo le van a entrar a La Boca durante un año?...


Digo, porque la lógica hídrica señala que si duran tres días será un prodigio... ¡Un prodigio!


Y en caso de tal prodigio, los vecinos del sur tienen garantizado el abasto por tres días.


¡Tan tan!


El agua que debiera ser atesorada para permitir que La Boca se recupere, se va a dilapidar en una red de distribución que es una coladera.


Pero los vecinos parecen conformes...


Sí, a veces Samuel los agarra en esos cinco minutos que todos tenemos... cinco minutos que van a convertirse en horas de coraje.


La ignorancia en manos de un poderoso es un arma que hiere...


Sí, hiere la dignidad de un pueblo.


248 visualizaciones0 comentarios