• adanclaudio

Alumnos de primaria de Monterrey usan casco ante temor de que techo de salón colapse

Pese a que la Dirección del plantel reportó la anomalía a la Secretaría de Educación esta no tomó acciones hasta que el pasado jueves, se desplomara una parte del techo del aula

Monterrey a 9 septiembre del 2022.- Además de llevar sus útiles a clases, los alumnos de 5°A de la escuela primaria General Jesús González Ortega, tienen que usar cascos de protección ante el colapso de una parte del techo de su salón de clases.


El plantel ubicado en el fraccionamiento Bernardo Reyes, es otra víctima del programa conocido como "Escuelas al 100" implementado en la administración pasada de Jaime Rodríguez Calderón, en donde removieron el impermeabilizante de la escuela, para colocar uno nuevo, pero con materiales de mala calidad, todo esto se realizó en el 2018, aseguró un profesor que con la primera lluvia se comenzó a trasminar el agua.


Los niños, en su inocencia, se muestran felices y curiosos de utilizar cascos en la escuela, algunos utilizan casco de ciclismo y otros de uso industrial, algunos alumnos llevaron hasta tres cascos para compartir con sus compañeros.


"A veces si es incómodo, cuando tengo que escribir se me cae" dijo uno de los alumnos que llevaba casco de ciclista.


Pese a que el problema lleva cuatro años, la Secretaría no tomó cartas sobre el asunto hasta el pasado jueves, luego de que se desplomara una parte del techo de un aula, la cual quedó inhabilitada.


Según una fuente de la Secretaría de Educación, acordó con los padres y la directora hacer un dictamen de seguridad estructural, ICIFED también acudió al plantel y corroboró que no hay daño estructural.


Los padres de familia, se sienten preocupados ante el riesgo eminente al que se ven expuestos sus hijos y una madre de familia dijo:


"Los cascos son una medida de seguridad que los puede proteger en caso de que se caiga el techo, pero ya vimos los escombros del salón de alado y son pedazos grandes de concreto, si le cae a uno de nuestros hijos podría terminar en una tragedia"

Por lo pronto, los alumnos van a continuar asistiendo a clases con sus cascos esperanzados a que el techo no se desplome sobre ellos.


24 visualizaciones0 comentarios