• Red Crucero

AMLO, DE VERDAD ERES NECIO Y TERCO


RAUL MONTER ORTEGA

@raul_monter




Resulta sorprendente la actitud del Presidente AMLO, ya que en repetidas ocasiones muestra ese sesgo de su personalidad, es más hasta lo presume, diciendo que es terco y necio, características que se manifiestan en cualquier persona, sin embargo, hay niveles.


La necedad y terquedad de AMLO es repetitiva y constante, la cual no se mueve ante ningún argumento, al contrario, entre más se le presiona, se empecina más y más.


Con el ánimo de explicar este perfil del Presidente, recordaré algunos hechos que han sido significativos en su administración.


Desde la campaña presidencial, había anunciado la cancelación del NAIM CDMX ubicado en la zona de Texcoco, Edo de México, bajo el argumento que era una obra contaminada de corrupción y con problemas técnicos en la construcción del mismo.


Tal cual, al momento de convertirse en el Primer Mandatario de México anunció la cancelación de dicha obra, la cual llevaba un avance considerable y muchos millones de dólares invertidos por las empresas del sector privado que habían ganado y firmado convenios con el Gobierno Federal en el sexenio de Enrique Peña Nieto.


Por lo tanto, AMLO ordeno la cancelación de la obra, así como los contratos firmados; y se indemnizó a los inversionistas y empresas constructoras con miles de millones de pesos, con el argumento de que se combatía la corrupción.


Al día de hoy no hay ni una sola carpeta judicial abierta contra quien resulte responsable de actos de corrupción.


En los meses siguientes se ordenó la concentración de compras del sector público en la Oficialía de la SHCP, con el objeto de desaparecer la corrupción que había en todas las dependencias y organismos públicos, con el objeto de mejorar las condiciones de compra y de acabar con la corrupción. Esta decisión afecto considerablemente al sector salud, trayendo consecuencias negativas a miles de derecho habientes en toda la República, situación que se agravo con la llegada de la pandemia del COIVID-19 en marzo del presente año.


Para variar, no se abrió ni una sola carpeta judicial para sancionar a los corruptos que AMLO acusaba en forma general pero nunca daba nombres, ni tampoco datos de quienes estaban en proceso judicial.


Otra decisión, que contiene el mismo patrón que las anteriormente descritas, fue la extinción de 109 fideicomisos, que venían trabajando para atender problemas de la sociedad más vulnerable, o bien para alentar la investigación, el arte, el deporte de alto rendimiento, becas a estudiantes en el extranjero y hasta fondos con objetivos muy claros tales como el fondo de desastres naturales, el fondo de la salud para atender enfermedades crónicas, el fondo de estabilización económica y muchos más. El monto económico de estos fondos rebasa los 200 mil millones de pesos.


Los argumentos del Ejecutivo para extinguir estos fideicomisos fueron acabar con la corrupción y asegurar que su destino sea directo a los beneficiados, eliminando la intermediación en el uso de estos recursos como “caja chica” de los funcionarios públicos.


Estos dineros se concentrarán en la SHCP quien los distribuirá en forma correcta y transparente. Curiosamente el Secretario de Hacienda Arturo Herrera Gutiérrez acaba de declarar que se requería de esos recursos, pues la captación de impuestos estaba declinando en el presente años y sería peor para el próximo. Lo cual indica que esos dineros estarán destinados a garantizar los programas sociales de AMLO.


Para variar, no se abrió ninguna carpeta judicial contra nadie y la opacidad del manejo será su sello principal.


Como estos ejemplos hay muchos más que distinguen la actual administración donde AMLO deja en claro su necedad de centralizar y controlar toda la administración publica desde su oficina de Palacio Nacional, por ello es prioritario que en las elecciones del 2021, los partidos políticos con el apoyo de la ciudadanía ganen la mayoría en la Cámara de Diputados, para acabar con la hegemonía partido – gobierno de Morena, que actualmente centraliza las decisiones el Poder Ejecutivo, sin respetar la división de poderes, concretamente al Poder Legislativo.


Sin respeto a la división de poderes no hay democracia, ni contrapesos, que pongan límites al Presidente de la Republica.

AMLO seguirá siendo terco y necio, pero con mayoría de diputados de oposición en la Cámara de Diputados, se logrará acotar esas actitudes caprichosas.


Las elecciones del 2021 serán trascendentales para la vida democrática de México, por lo tanto, es responsabilidad de los ciudadanos defender nuestros derechos constitucionales y eliminar cualquier intento de dictadura o exceso de centralismo en el Poder Ejecutivo.


Te invito a conocer, registrarte y apoyar www.SiporMexico.org

Raul Monter Ortega.

raul.monter46@gmail.com







107 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo