top of page
  • Foto del escritorRed Crucero

Ante los Drag Queen... ¿De quién son los niños?


¿De quién son los niños?... ¡De naaaaaaadie!, grita el vocerío progre.


Así que los padres no tienen derecho a incidir en la educación de sus hijos y en los contenidos de sus libros de texto.


Por eso, atinadamente, los poderes progres negaron que se aprobara el Pin Parental.


Así que los padres tampoco tienen derecho a evitar que los Drag Queen vayan a contar cuentos a los niños vestidos como mujeres, con maquillaje excesivo y movimientos femeninos.


Por eso, atinadamente, los impulsores de la ideología progre impusieron a través de los Congresos la ideología de género.


Por eso atinadamente Claudia Sheinbaum aprobó que los niños pueden ir vestidos como quieran, con falda y tacones, si así lo deciden... para eso son libres, porque las nuevas tendencias dicen que los niños nacen sin un sexo definido y que en su momento, a los cuatro o cinco años, ellos decidirán si quieren ser niños o niñas.


¡Benditos!


Porque los niños no son de los padres, no son de su propiedad y ellos no pueden decidir lo que se les enseña ni lo que se les muestra.


¡Pos claro!


Pero ayer una dama muy respetable me dijo algo que me dejó pensando:


"Solamente son mis hijos cuando hay que pagar, cuando hay que cuidar, cuando hay que alimentar; para eso sí son MIS hijos...


"Yo soy la que paga el transporte escolar; la que paga los servicios médicos cuando se enferman; soy yo cuando hay que comprar los uniformes, soy yo la que paga las elevadísimas cuotas escolares en todos los niveles, y desde luego, las groseras cuotas internas de las facultades y prepas.


"Si los Drag Queen dicen que tienen derecho de educar a mis hijos, quiero ver que traigan el dinero que me voy a gastar cada año en mis retoños... que el gobierno cancele las cuotas escolares... que el gobierno cancele el costo del examen de admisión... que los Drag Queen me paguen lo de la despensa para mis hijos.


"Pero resulta que solamente son MIS hijos cuando se trata de gastar... ahí no veo a esos adefesios aportar, ni al gobierno, ni a los diputados, ahí son MIS hijos".


¡Ah, caray!, pensé yo... jamás vi las cosas desde ese punto de vista.


Y no hablemos de que los Drag o los gobiernos anuncien el regalo de una casa para cada alumno del país, porque también en eso gastan las familias.


Bueno... a lo mejor habría que replantear esa pregunta: ¿De quiéeeeeeeeeen son los niños?

316 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page