• Red Crucero

Apelemos a la dialéctica

Por ALBERTO CANDANOSA


Podemos diferir en puntos de vista, pero siempre habrá hechos y datos duros que avalen nuestras posturas. Me gusta el debate y expresar las diferencias en puntos de vista porque creo que es una manera de llegar a la verdad y de ampliar nuestra visión. Por ello en un debate, o en una simple expresión de un punto de vista distinto, parto de la premisa de que es probable que la otra persona sea quien tiene la razón o tenga una perspectiva que yo no había percibido.

Y en eso consiste la dialéctica, en confrontar ideas y argumentos para descubrir la verdad y no necesariamente el que uno tenga la razón.

Por esta ocasión (tal vez no la única) escribo en primera persona con el objetivo de explicar y justificar lo que en el futuro opinaré y expondré en este espacio en el que tengo la oportunidad de expresarme periódicamente. Si hay algún extrañamiento o alguna duda en alguna opinión que exprese en el futuro, sugiero recurrir a lo que ahora expongo para tratar de entender mis motivaciones.

En estos tiempos de polarización se ha caído en los extremos de defender posiciones a base de falacias, fake news, suposiciones y verdades a medias, muy lejos a la dialéctica. Lamento ver que ahora caigan en este juego analistas y amistades a quienes siempre había considerado que tenían valiosos puntos de vista.

Me declaro en contra de los juicios colectivos que crean sus propias verdades y que muchas veces están lejanas de la realidad. La politóloga y periodista alemana Elisabeth Noelle-Neumann hablaba de la teoría del espiral del silencio, la cual en comunicación política consiste en adoptar una opinión en el mismo sentido de las mayorías ante el temor de un aislamiento. En estos fenómenos, expone que cuanto más se difunde una opinión dominante mayor es el silencio de las voces contrarias.

Al ir en contra de la opinión dominante siempre existirá el riesgo de recibir distintos adjetivos, pero no debemos temer a esto, ni caer en la autocensura. Mi punto de vista lo expondré con la libertad de la que tengo derecho y que este medio me permite ejercer sin limitante alguna.

Me podré equivocar algunas ocasiones y si es necesario haré las precisiones correspondientes. Además es válido cambiar de opinión. Es común que con el tiempo nos demos cuenta que no teníamos suficientes elementos para adoptar una postura y que ahora tengamos una visión distinta.

Dejo claro que no es mi objetivo tener la razón ni imponer mis posiciones ideológicas en lo que exprese en este espacio, sino que más bien simplemente procuraré apelar a la dialéctica.

acandanosa@yahoo.com





273 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo