• Red Crucero

Aquellos viejos triunfos... Éstas, nuevas tragedias


Un día, en Milenio celebramos que Nati González Parás canceló el seguro contra desastres naturales porque parecía un negocio personal de ciertos funcionarios.


A los ocho días una brutal tormenta arrasó con nuestra ciudad, en el Contry los carros bajaban montados en la corriente... En Las Puentes las casas fueron atacadas por feroces volúmenes de agua.


Un día, El Norte celebró la cancelación del Monterrey VI, porque de acuerdo con el rotativo de la calle Washington, traer agua desde el Pánuco era el pretexto para robar miles de millones de pesos.


Seis años después, las presas secas anuncian que volveremos a los aciagos días de los cortes en el suministro de agua... Tiempos duros.


No tuvo la culpa Milenio... Tampoco El Norte...


Tienen la culpa los gobiernos corruptos y cobardes.


Era sencillo... Si al realizar una excelente y necesaria obra te descubren con las manos en la masa, lo correcto es podar la corrupción y seguir con la excelente obra.


Desde la cancelación del seguro contra desastres no se intentó adquirir otro... Ni siquiera ante la desaparición del Fonden.


Tras la cancelación del Monterrey VI no se optó por una obra de similar envergadura, porque la Presa Libertad, más pequeña que Cerro Prieto, no llega ni a mejoralito.


Y aquí estamos, con los daños del Hanna que se enfilan a los dos años... Acostumbrados a circular por la avenida Constitución mocha... A jugar a los laberintos... A preparar tinas y tinacos...


¿Quién ganó?


Vaya usted a saber, sin duda alguien ganó... Pero no fuimos usted, ni yo.




277 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Lo siento chame… no hay luna de miel

Cuando te robas a la novia no hay luna de miel. Hay mucha pasión, claro… lo prohibido es tan placentero, con aquella adrenalina de que te encuentran y no. La luna de miel en cambio tiene de todo, es p