top of page
  • Red Crucero

Atari 2600



¡La tierra está en peligro! Una poderosa división de seres raros del espacio nos ataca. Fuertemente armados y con un blindaje superior, los alienígenas nos invaden. Para hacer frente a esta crisis, un experimentado piloto y su pequeña nave salen al encuentro con el fin de defender el planeta. Sus poderosos disparos tienen la capacidad de aniquilar a los extraterrestres. Sin embargo, conforme más enemigos se destruyen, estos se vuelven más rápidos. Pronto los atacantes están en una situación ventajosa gracias a su velocidad. ¿Se podrán salvar los terrícolas? Así de divertido era el Atari 2600 y el juego “Space Invaders”.

El 11 de septiembre de 1977 esta consola de videojuegos salió al mercado. Su precio original era de 199.00 dólares de esos tiempos. Se calcula que ahora costaría alrededor de 900.00 USD. Pronto se convirtió en un éxito y cientos de cartuchos con diferentes juegos empezaron a llenar el mercado. No podía haber un mejor regalo de Navidad que un Atari 2600. Este aparato estuvo en venta casi toda la década de los ochenta. Muchos niños de la generación “X” tuvieron su primera experiencia tecnológica gracias a este juguete. Reunirse a jugar con amigos y destruir “Asteroides” era una actividad cotidiana.

La presente década está siendo marcada por el “Aprendizaje Profundo”. Uno de los desarrollos más importantes de estos días fue poner a un algoritmo a jugar Atari 2600. Tras estar compitiendo por varias horas, este algoritmo llamado “DQN” empezó a tener resultados increíbles que superan los récords que muchas personas habían realizado en el pasado. La capacidad para aprender, a base de generar estadísticas, dejó impresionado a muchos expertos en temas de programación. ¿Será que las máquinas van a desplazar a los humanos? En el momento en el que una computadora aprende de sus errores: ¿Cuál es el límite?

La tecnología está avanzando a pasos agigantados. El progreso de estos últimos 10 años representa un cambio de vida nunca antes visto. Estamos entrando a un momento en el que los algoritmos empiezan a diagnosticar errores que la humanidad no puede ver. En una consola tan simple como lo es el Atari 2600 vemos a una máquina superar, de forma estratégica, a los mejores jugadores. ¿Qué sigue? Tal vez pronto veamos juegos como “Missil Command” ser jugados de manera infinita con tácticas que son perfectas. Y de ahí, nos vamos a decodificar el ADN humano para curar enfermedades hereditarias.

48 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page