• Red Crucero

¿Bremer?, No... ¿Poncho ROmo?, no, ¿Ni Salazar?, el regio más cercano al Ganso imPERIAL ES eL gEÑO..


ADVERTIDOS ESTABAN... WALDO sMART iba a convertirse en una piedra dentro del zapato de Pedro Bello, alias señor Gobernador don Samuel García.


Más temprano que tarde comenzó con el asunto del Pacto Fiscal... ya lo sacó del baúl, ya lo retó a cumplir su palabra de salirse para darle a Nuevo León 400 mil millones de pesos.


¡Obvio!, el diputado morenista actúa por su cuenta, por la libre como es su costumbre... sin embargo, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, no se molesta, ni gira instrucciones para que Waldo le baje la espuma a su chocolate.


Y se preguntará usted: ¿Por qué tendría el secretario de Gobernación que estar al tanto de los golpes contra Samuel?... ¡Bueno!, don Adán Augusto se da tiempo para recomendar a distinguidos opositores que no se metan en contra del Hijo de la Leyenda, alias Luis Donaldo Colosio Riojas; en tanto, al Gobernador deja que lo muelan a garrotazos.


TIENEN RAZÓN QUIENES DICEN QUE EL SECRETARIO DEL TRABAJO, Federico Rojas Veloquio es un pan... de veras que el funcionario tiene un corazón noble.


En lo que no hay acierto es en creer que si es noble, también es ingenuo... ¡ahí sí no!


Rojas Veloquio ya desarmó una de las estructuras de corrupción que funcionaban al interior de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, que tenía su centro de operaciones en la oficina particular de los últimos tres secretarios.


Ahí se fraguaba todo... ¡todo!; tenían despachos en lista negra, filtraban información para su venta y definían ganadores y perdedores sin el rigor mínimo de apego a la Ley Laboral.


Uno de los beneficiarios del negocio era un ex procurador de Justicia...


Pero no era la única estructura, ya anda tras otra que apareció recién en el radar... y varias otras que llegan a su oficina de manera anónima para ser investigadas.


AQUÍ LES VA UN CHISME REVELADOR... La verdad, quienes creen que el regiomontano que más cerca está o estuvo de López es Poncho Romo, lamento decirles que no... ¿Carlos Bremer?... mmm no... ¿Acaso Carlos Salazar? ¡para nada!


El más cercano, de estas tierras, con derecho de picaporte en la oficina principal de Palacio Nacional, responde al nombre de El Geño, aunque también le dicen Eugenio Maiz.


El muchacho es en estos momentos uno de los personajes a los que más aprecio le tiene el Ganso Imperial, y es que supo meterse por la mejor de todas las rendijas: El beisbol.


El amor que le tiene López al rey de los deportes sirvió de pegazón a esa amistad en la que también suele batear don Pepe Maiz.


Bueno, debo decir que el Geño Maiz no se mete en asuntos de política, lo suyo es el negocio y ahora bajita la antena, ya trae obra en varios rincones del país, especialmente en un estadio megamamalón que se construye en Quintana Roo...


¡Aguanta chico, que va two out!


EL BIGOTES DE BROCHA, ALIAS JOSÉ ERNESTO QUINTANILLA, ex alcalde en Cadereyta anda atoradísimo y asustado porque Mauro Patasguangas, alias Mauro Guerra, ya le dijo clarito que lo va a empinar... políticamente claro.


Ocurre que este Quintanilla le hizo un favor a la gente de PAN en un negocio... se lo pidieron y lo hizo.


¡Y nada!, que a la hora de revisar los detalles, Mauro encontró que las cuentas no cuadran, que los contratos son ilegales e inflados... ¡Y bófonos!


Prometió cobrar todas las cuentas pendientes que El Bigotes de Brocha dejó, especialmente en contra de la familia política de Patasguangas.


La cosa es que dicen que Mauro ha prometido hacer penal todo lo que brinque... ¡penal!










623 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo