• Red Crucero

Checo Pérez, gana la punta en los pits y sostiene la victoria en pista con uñas y dientes


El equipo de mecánicos puso a Checo Pérez en la punta de un electrizante GP de Mónaco, para dar al piloto tapatío su tercera victoria en Fórmula Uno.


Ha sido una carrera marcada por lluvia intensa en el arranque, que obligó a los pilotos a salir desde pits con gomas para lluvia y detrás del SafetyCar.


En cuanto apareció la bandera verde, el monegasco de Ferrari, Charles Leclerc tomó la punta, seguido por su coequipero Carlos Sáinz y por Checo Pérez en Tercero, mientras Verstappen rodaba en cuarto.


Cuando hubo que entrar para cambiar por gomas intermedias ocurrió el milagro: Las posiciones se invirtieron.


Pérez salió segundo, con un Carlos Sáinz que exprimía en vano las llantas acanaladas de lluvia… luego siguió Verstappen y al cuarto fue a dar Leclerc.


Sáinz cometió el error de no cambiar sus gomas y su ventaja de 10 segundos se esfumó ante el embate de Checo, quien volaba con intermedias.


Cuando Sáinz entró a pits Pérez y Verstappen iban en primero y segundo, por lo que el fantasma de Barcelona reapareció… ¿ordenarían a Checo ceder la punta a su compañero?


No fue necesario llegar a ello, porque en la parada final Sáinz recuperó y salió segundo detrás de Pérez y por delante de Verstappen.


La parte final fue un asedio de Carlos Sáinz quien volaba medio segundo más rápido que Pérez, pero nunca encontró el hueco para rebasar.


Y así entraron a meta, con Sáinz encimando a Pérez y Leclerc incapaz de pasar a Verstappen por el tercero.


La carrera más emblemática del año fue para el mexicano… histórico sin duda.


23 visualizaciones0 comentarios