• Red Crucero

Contaminación y cáncer… el precio del desarrollo


Nuevo León es uno de los Estados más contaminados y está comprobado que la contaminación ambiental produce cáncer y otras enfermedades.

El nuestro es uno de los Estados con mayor desarrollo y con una economía muy dinámica en el país, pero esto no lo exime de tener una serie de problemas graves que afectan en demasía a su población.

Uno de ellos y que ya nos tiene sofocados y nos ahoga de manera gradual es el de la contaminación.

Lo que antes eran unos días aislados con aire sucio ahora ya es común ver esa nata gris que es tan densa y que envuelve a varios municipios nuestro estado.

El área metropolitana de Nuevo León se caracteriza por su intensidad industrial y junto a los varios millones de vehículos que diariamente circulan son los principales responsables de este caos.

Responsables importantes también son las pedreras, la refinería de Cadereyta y algunas industrias en diferentes municipios.

Los problemas pulmonares se presentan con mayor incidencia y en menor grado, pero en aumento diario se encuentran el labio y paladar hendido, el cáncer de mama y el de próstata.

Según estudios del Tecnológico de Monterrey, la exposición que tuvieron las madres de familia durante algunos meses de su embarazo son el resultado de estas lamentables consecuencias.

En contraparte, investigaciones realizadas en países como Alemania, Japón e India refuerzan esta teoría y agregan que es durante los dos primeros meses cuando se producen estos efectos.

Hace más de una década inició esta situación de la contaminación y que con el paso del tiempo se convirtió en una bomba de tiempo que le está explotando en las manos al gobernador Samuel García.

Durante la administración del ex mandatario estatal Jaime Rodríguez se recaudaron muchos millones de pesos por multas a empresas contaminantes, pero su carácter jurídico no se encontraba obligado a utilizarlo en soluciones en las personas afectadas.

Esperemos que ahora con la implementación del llamado impuesto verde local se le ponga la debida atención y por fin y luego de mucho tiempo alguien se ponga serio y responsable para que ya no se incrementen los números rojos en este rubro.

Y si esta medida no funciona se aplique mano dura contra esas empresas que contaminan en demasía y se clausuren al menos de manera temporal mientras dura la contingencia. No se puede dejar pasar más tiempo.

Esta es nuestra cruda realidad.

Es cuánto.

210 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Por José Luis Galván Hdz. “Le presto uno al numero de arriba, le sumo lo que le había quitado…”  Gabrielo mi hijo de 10 años, hace su tarea de matemáticas con un dialogo con los números, se apoya en s