• Red Crucero

Cosas raras de la Guardia Nacional en la carretera a Reynosa


NOS REPORTA CIUDADANO VIAJERO UN ASUNTO BASTANTE raro y grave al mismo tiempo.


"Siguiendo sus instrucciones nos fuimos a McAllen a las cinco de la madrugada, atravesamos un primer retén con policías estatales de Nuevo León, sin problema pasando la caseta de la carretera de cuota a Reynosa.


"Pero en un segundo retén, todavía en terreno de Nuevo León, había un segundo retén, éste de la Guardia Nacional.


"Se me hizo raro que delante de nosotros iba una camioneta Bronco sin placa posterior y la dejaron pasar sin problema, en cambio a nosotros nos pidieron orillarnos para hacernos preguntas, las típicas, a dónde vas, quiénes te acompañan...


"Lo raro fue cuando uno de los dos oficiales que nos interrogaban me preguntó si yo le podía traer un encargo de allá, la verdad me confundió y me asusté, le dije que sé... entonces me pidió mi teléfono y la verdad, le di un número ficticio.


"No sé si hice lo correcto, pero me dio miedo darle mi número real, el viaje en genera fue sin incidentes, pero ese detalle me dejó confundido".


RESPUESTA:


Debo felicitarle porque hizo lo correcto.


La Guardia Nacional se ha convertido en una vergüenza en todos los sentidos, y da pena encontrarse con ellos, o a veces temor.


Al darle su número real usted corría el riesgo de sufrir posteriores llamadas de extorsión.


Lo mejor todavía es decir que va a regresar por otra carretera, que va a viajar a Eagle Pass y a regresar por Piedras, en fin.


Hizo usted lo correcto.



295 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo