• Red Crucero

Crímenes del presente


Hablemos de crímenes del presente...


Mientras López Obrador juega a la democracia populachera, más de mil familias amanecieron estremecidas por el dolor de perder a un familiar.


Hogares sin padre, sin madre... hermanos, hijos e hijas.


No quiso incrementar la capacidad hospitalaria.


No quiso comprar medicinas.


No quiso detener el avance en el gasto de sus obras faraónicas.


Compró un estadio de beisbol en Sonora... y gastó varios millones para remodelar el de su hermano.


Hablemos del dolor de un pueblo que demuestra su rechazo cuando no vota por las locuras del emperador.


Hablemos del espejismo de los triunfos de López en estados en donde no votaron por su partido, pero el crimen organizado movilizó a sus gorilas para robar urnas, saquear casillas y manipular resultados.


Hablemos de crímenes del presente...


No necesitamos una consulta para saber que miles de muertes debieran caer sobre la conciencia inexistente de un Presidente que vive en realidades alternas.


Da coraje...


Porque veo muchas veces el rostro desencajado de quien no completa para los gastos funerarios, porque los hospitales del gobierno, exigen el pago de cuentas exorbitantes.


Veo la angustia de quien lleva un tanque de cinco litros de oxígeno a casa para tratar de mantener con vida al pariente que lucha desesperado por no expirar.


No todos los que mueren por Covid son responsabilidad de López...


Digamos que aquellos quienes le creyeron y siguieron su instrucción de seguir en la calle, ir a fondas, no ponerse cubrebocas...


Digamos que solo aquellos quienes no alcanzaron un respirador... porque el gobierno decidió que no valía la pena preparar sus nosocomios.


Digamos que solo aquellos que fueron contagiados por los pasajeros chinos a quienes dejò aterrizar e internarse en el país con aquello de... "Acá los curamos".


Digamos que solamente aquellos que se contagiaron cuando ya era posible comprar vacunas... pero que López no les proveyó porque decidió acaparar la vacunación.


Seamos justos, no todo es culpa de López...


También nosotros como ciudadanos hemos sido negligentes.


Los que se fueron a pasear a los focos de contagio... los que no se encerraron al regreso.


Pero a estos no les pagamos nosotros.


Al que sí le pagamos por cuidarnos, en realidad nos entregó en las fauces del monstruo.


Eso es lo que indigna.


219 visualizaciones0 comentarios