• Red Crucero

Cuarto año… ni te obedecen, ni te temen


Son dos… dos tragos amargos.


Y te preguntas: ¿Por qué no me obedecen, por qué ya no me temen?


Pensabas, como todo mundo, que esas cosas le pasan a todos, menos a ti.


Todos los presidentes pierden paulatinamente el poder a partir del cuarto año.


Todos, menos tú… porque eres tú, el transformador histórico.


A todos los presidentes dejan de obedecerle los subordinados, a partir del cuarto año.


A todoa, menos a ti… porque tú puedes aplastarlos con tu puño.


Pediste, exigiste, que te llevaran 30 millones de votos a tu consulta, pusiste los caudales del reino a disposición de promotores y operadores… al final llevaron menos de la mitad.


Ya la oposición dejó de temerte… ¿No saben lo que significa pelear con el Presidente?… ¿Nadie le teme a ello?


Ahora esos tragos amargos amenazan ser el principio de una racha.


Sin poder y sin respeto… sin que puedas imponer miedo a tus adversarios… ¿estás listo para deslizarte para lanzarte desde el tobogán?


¡Ah!, quizás quieras pensar que a todos los seres humanos los toboganes los llevan hacia abajo… menos a Ti.



229 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo