• Red Crucero

Dante, la historia y la ambición


La historia nos llama, en nuestro pequeño entorno o en el de los grandes hombres y mujeres quienes toman decisiones trascendentes.


A puntos de quiebre o despegue.


La madre que no se rinde e instruye al hijo desechado, una pequeña decisión personal le regaló al mundo el genio de Tomás Alva Edison.


La siesta de Santa Ana lo llevó al cadalso de la infamia cuando rozaba el Olimpo de los héroes.


Hoy, la historia llamaba... La historia llama.


Cuando nos jugamos el futuro de México, el futuro democrático en riesgo por un locuaz y peligroso dictador en ciernes.


Fue necesario que los partidos renunciaran a sus ambiciones personales.


Que sus líderes lo hicieran...


Cierto, son partidos llenos de corrupción, que sin embargo no han jugado a imponernos dictadura, ni entregarnos en manos de criminales.


Se puede transitar con los corruptos, se puede luchar por doblegar los, por exhibirlos, por obligarlos a enderezar o a disimular, por lo menos.


Llama la historia a dejar de lado las posibilidades personales o de grupo, por ir tras el objetivo de mantener vivo el juego democrático.


Lo hicieron todos... O casi todos.


El Presidente con ansias de dictador tiene a sus partidos satélites.


Pero ha tenido un aliado que al ver la posibilidad de crecer como nunca, decidió que no se uniría al bloque opositor...


A Dante Delgado, dueño de Movimiento Ciudadano le llamó la historia y le llamó la ambición personal...


Pudo más la ambición, es cierto, nadie sabe si la historia le dará otra oportunidad de posicionarse... De crecer como partido.


Al final, si crece como partido pero divide el bloque, de nada le va a servir su partido si la democracia se pierde... Si el dictador cancela el INE... Si disuelve el Poder Judicial... Si reforma las garantías individuales...


Por ganar para sí, Dante nos pone en riesgo a todos.


Llamó a su puerta la historia y llamó también la ambición.


Fiel a su propia historia, Dante escuchó y obedeció a su ambición.


México puede esperar...


Eso cree.

256 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo