• Red Crucero

De inteligencia y otras yerbas





La inteligencia, me dice un neurólogo a quien le concedo su gran nivel científico y de investigación, no es un regalo que unos obtuvieron de gratis y otros no.


La inteligencia se desarrolla con tesón y disciplina, me dice.


GómezPiedra, el neurólogo de quien comento, me dice que la capacidad del ser humano es similar, nadie puede decir que nació tonto... y que a otro le dieron de más.


Su ejemplo es sencillo y aleccionador... La inteligencia se desarrolla cuando resuelves problemas.


Si le pides a un niño que sume dos más dos, contestará de inmediato... luego cuatro más cuatro... ocho más ocho... dieciséis más dieciséis...


Aquí la mitad de los chavales abandona el ejercicio, no desarrollan la disciplina.


Treinta y dos más treinta y dos es la segunda etapa de abandono... y 64 más 64 solamente es seguida por una élite.


Y como ese hay otros... aprender capitales del mundo, de México... resolver problemas genera inteligencia.


Ahora bien, queda en claro que nuestro gobernador nunca tuvo que resolver problemas... que su más grave desafío fue cargar los palos de golf de su padre.


El problema de Samuel no es de experiencia, sino de inteligencia.


Por eso sus soluciones son fantasías: El avioncito... ser el policía del agua... ir con pipas al Cuchillo... comprar camioncitos que nunca llegan... hacer berrinche y perseguir empresarios...


Samuel necesita aprender manejo político, manejo de crisis... necesita aprender muchas cosas, pero no tiene la disciplina para dedicar horas al aprendizaje.


Le da hueva...


Y a Nuevo León igual... su gobernador ya le da hueva.






289 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo