• Red Crucero

De la oposición responsable a los aliados nalgasprontas


Sin duda que por el bien de Nuevo León, hasta quienes no votamos por Samuel aguardamos a que se convierta en una gran sorpresa y sea un gran gobernador.


Por ello, es que el respeto republicano es vital...


Pero entre el respeto republicano y ser una oposición responsable, y andar de nalgasprontas con el futuro jefe del Ejecutivo hay una diferencia abismal.


Me refiero a...


Si el señor Gobernador Electo quiere celebrar su victoria, la Secretaría de Salud debe apersonar con todo respeto a sus verificadores en el evento, para que se realice con respeto a todas las medidas de prevención.


Eso es respeto republicano.


Dejar que se reúnan más de 10 mil personas en un evento con grupos musicales, y no atreverse a imponer la ley... permitir que los asistentes no respeten la sana distancia ni usen cubrebocas, eso es andar de nalgasprontas.


Que el señor gobernador electo ni siquiera se haya pronunciado públicamente en contra de una reforma de Ley que convierte en autónomos a cinco organismos paraestatales cuyo buen funcionamiento es vital para el Estado, su derecho.


Preguntar, reunirse con el Congreso, solicitar información y verificar que dicho proceso legislativo nos deje realmente organismos autónomos y eficientes, es respeto republicano.


Salir a rasgar las vestiduras, exigir que se detenga el proceso legislativo sin que dicha ley se ponga a discusión, emitir comunicados dramáticos que jamás emitieron cuando a dichos organismos los pescaron en actos de corrupción... eso es andar de nalgasprontas.


Que el gobernador electo organice una serie de pláticas para esbozar el modelo de gobierno que planea llevar a cabo en Nuevo León, y en ello quiera involucrar a los alcaldes en el proceso, es su derecho...


Aceptar participar en dicho proceso y aportar ideas sobre personas a las que debiera invitarse a impartir las pláticas, es una muestra de oposición responsable y respeto respublicano.


Arrancarse sin preguntar a recibir instrucción de un gobernador pescado por la Unidad de Inteligencia Financiero en acciones de franco desvío a la campaña del susodicho gobernador electo... Eso es andar de nalgasprontas.


Insisto, queremos que Samuel sea un gobernador.


Pero no lo será si quienes con todo respeto pueden mejorar sus ideas, se dedican a regalarle aplausos y vuelven sumisos aliados.


Necesitamos desde luego una oposición responsable, que actúe con el debido respeto republicano...


No necesitamos un equipo de nalgasprontas.



217 visualizaciones0 comentarios