• Red Crucero

Denuncian malos tratos en Estación Migratoria Guadalupe


Por Alfredo Nava



Acusados de participar en actividades criminales, pero sin que se les turne ante la Fiscalía o un Juez, varios ciudadanos extranjeros sufren malos tratos en la Estación Migratoria ubicada en Ciudad Guadalupe, de acuerdo con la denuncia pública presentada por dos abogadas.


Las abogadas del despacho Castelly, especializadas en derecho migratorio, Victoria Reyes García, con oficina en Nuevo León, y Claudia Espinosa Oropeza, con despacho en Puebla, presentaron la denuncia pública.


Ambas refieren que tienen otras demandas ante las autoridades judiciales en contra del personal de la estación migratoria, con sede en Guadalupe, Nuevo León.


Para robustecer sus dichos, presentaron a algunas de las personas a las que han arrancado del maltrato y vejación, mediante juicios de amparo.


Tal es el caso del Venezolano Ely Flores, quien estuvo retenido por 25 días, en el número 101 de la calle Cuba en la colonia Josefa Zozaya.


Ely, sufre porque en esas instalaciones aún se encuentra su hermana.


"Se viven momentos oscuros, realizamos las necesidades en la misma área, nos dejan las luces encendidas toda la noche, es un cuarto chico con 40 personas", afirma el entrevistado.


Destaca que se han enfermado de COVID-19, y los mantienen a todos revueltos.


"Llegamos legalmente a México, veníamos de visita, y tras diez días retenidos, nos permitieron hacer una llamada a nuestras familias", reveló Ely.


Las abogadas exponen han presentado quejas en Derechos Humanos, y cuando acuden los visitadores, el personal de la estación migratoria maquilla todo.


"Hay una colombiano, Daniel Molina, él fue remitido por la fiscalía, no le encontraron responsabilidad, y lo pusieron a disposición de migración, a él, hace días le aplicaron descargas eléctricas, lo encerraron en un baño y le cubrieron la cara con cobijas, para que no viera a sus atacantes", precisaron las abogadas.


Con el grupo de afectados fue presentado Raúl Quintero Quintanilla, de doble nacionalidad Colombiana y Venezolano, él no estuvo detenido y busca legalmente rescatar a su hija.


"Mi hija Emely Quintero, fue detenida en el Aeropuerto Internacional de Monterrey, y no sé porqué, ella lleva 24 días, ya se contagió de COVID, ella padece del estómago, y es venezolana", comentó angustiado.


Otro caso, es el de los primos hermanos Christian Alfredo Guerrero Mora y Junior Eduardo Sayago Mora, de nacionalidad venezolanos.


Ellos venían de vacaciones a México, a casa de una prima.


"Entramos a México legalmente como turistas con pasaporte, en el Aeropuerto de Monterrey, nos quitaron los documentos y estuvimos detenidos del 18 de mayo al 8 de julio", denunció Christian Alfredo.


Destacó que por la mala alimentación, pesaba 80 kilos, y bajo alrededor de diez kilos.


"Fue tortura psicológica y física, estuvimos incomunicados y aislados, eso es peor que una prisión, nos daban comida para perros, ya echada a perder, el trato de los guardias es inhumano", destacó Guerrero Mora.


Christian Alfredo comentó que él, es futbolista, y que ha desempeñado esta actividad en Lima Perú y Ecuador.

La licenciada Victoria, precisa que el que dirige la estación migratoria es el maestro José Luis Morales.


"Hay una joven llamada Erika Michel Hernández, es centroamericana, lleva ocho meses privadas de su libertad, sus familiares me contactaron y le tramitó un amparo", comentó la litigante.


"Ahí es una cárcel, hay alrededor de cien venezolanos y también extranjeros de centroamérica, son por todos como 250 personas", destacó la abogada Claudia Espinosa.


Las litigantes refieren que el maestro José Luis Morales, las acusa de ser parte de una red de narcotráfico y tratantes de personas.


Entre todos los obstáculos Claudia y Victoria, comentan que los abusos en esa estación migratoria siguen, pues no les permitien los siete días de la semana, visitas de familiares y abogados a los extranjeros, y ahora los limitan a dos días.


De la entrevista realizada se desprendió que como retenido en la estación migratoria en Guadalupe, Nuevo León, se encuentra un hermano del ex jugador de Rayados, Walter Ayoví.


Se llama Orlindo Ayoví, un ecuatoriano que llegó a jugar fútbol.




156 visualizaciones1 comentario