top of page
  • Foto del escritorRed Crucero

El cobijagate sobre ruedas

La voracidad empresarial empieza a romper el saco…


Ellos impulsaron a Samuel… y supongo que Samuel siente que les debe.


Pero llegar en los primeros dos meses de su mandato a decisiones como la de entregar el negocio de la renta de camiones a un desconocido en el área, ligado políticamente al ex gobernador Nati González Parás, fue un exceso.


Es el cobijagate de proporciones mayúsculas.


En la más reciente licitación de un servicio similar con Jaime Heliodoro, los camiones se cotizaron en 2.5 millones de pesos… en ésta, se disparan a casi 5 millones.


Se descarta a las empresas con experiencia, a productores mexicanos o en plantas mexicanas, por adquirir productos importados de China.


Interesante que el medio que defiende a Samuel criticase con rigor la parte final del proceso, pero enmudeciera con el resultado final… ¡Ah qué cosa!


Obvio que la crítica previa fue un servicio a los empresarios voraces locales… un mensaje para decirle a su gobernador que lo estaban vigilando.


Repartido el botín, todo mundo contento.


Y todo mundo gana…


Los empresarios tienen su parte… Alfaro la suya… el gobernador evita un ataque despiadado y nosotros tendremos unos hermosos camiones propulsados por gas…


Bueno, son más caros… son nuestros impuestos…


¡Na! ¿Quién se fija en eso?



217 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page