• Red Crucero

El dolor que une...


"Le importa sí, su corazón, comparte ya mi dolor..."


En la comunidad en que me reúno, esa es la estrofa de un himno con el que suele despedirse a quienes se nos adelantan.


Este viernes, cuando escuchaba la despedida para Eneida, joven de sentimientos puros y sinceros, madre de tres pequeños, víctima del Covid, me pregunté: ¿Cuántas veces lo hemos escuchado en este año?


Dos en mi familia cercana... Otro de mi amigo-hermano Rubén Jaime Fernández; Eneida... mi vecina Cuquita... mi amigo Braulio Martínez... y así.


No hemos dejado de escucharlo porque estamos perdiendo a tanta gente bien amada, que ya lo cantamos de memoria y sin inflexiones.


Estamos todos adoloridos...


Duele el alma y duelen las coyunturas, duele hasta el cabello.


Nuestra propia tragedia se replica hoy mismo en miles de personas quienes también pierden a un ser querido.


México está adolorido.


Nos importa bien poco si maquillan a López en sus cifras de encuesta...


Lo que importa es que traiga el medicamento que da 72 por ciento de sobrevida a pacientes graves e intubados.


Que su área de salud se ponga a monitorear cómo avanzamos ante la plaga.


Ya no quiero cantar otra vez ese himno... no, por favor.


El dolor nos hermana, pero ya nos hartó, también.


180 vistas0 comentarios