• Red Crucero

El gobernador descartable


Samuel García encarna a la perfección la clase de gobernador que conviene a los grupos de poder.


Es el mismo perfil que Jaime Heliodoro, solo que con doctorados.


Ambicioso, tanto que ya anunció su intención de ir por la Presidencia de la República.


Solitario, porque no se conoce a un asesor capaz de convencerle de tomar decisiones sabias.


Ignorante, no ha presentado una sola propuesta en temas vitales como el agua, la seguridad y el regreso a clases.


¿Corrupto?... Ha tenido sus escandalosos a su paso por el Congreso del Estado y terminó por sacrificar a un colaborador : Alan García.


Pero además, es muy vulnerable por los temas que pesan sobre él... Las facturas, el lavado...


Samuel puede permitir a los empresarios contaminar igual que ahora, chuparse el agua sin tapujos y hacer buenos negocios.


Samuel puede permitir a los grupos políticos gobernar desde el Congreso y mostrar su poderío, pero además obtener grandes ganancias a cambio de aprobar sus iniciativas... Presupuestos y permitirle ir por la Presidencia.


Su único problema es que no se ha dado cuenta de ello...


Que de repente le entró la idea de que realmente puede mandar... De que puede asustar a esos grupos políticos con Golem periodístico que ya no tiene ni peso ni influencia.


Y Samuel no se da cuenta.


Eso puede convertirlo en una figura descartable... Reemplazable.


Tirarse al suelo no resuelve su situación.


Abrir los ojos a tiempo pudiera ayudar... O quizá ya sea tarde para ello.


269 vistas0 comentarios