• Red Crucero

El mayordomo bandido


Elegimos a un mayordomo... Elegimos a quien le vigile las manos y nos fuimos a dormir.


Somos multimillonarios.


El problema es que el mayordomo, quien se dio baños de pureza para ganar nuestro favor, salió más bandido que los anteriores.


La casa es un mugrero...


Y la gente que contratamos para cuidarle las manos es su propia familia, son de su sangre, así que por más que las raterías sean evidentes, ellos siempre encuentran excusas para justificarle.


No solamente nos roba, hizo pacto con los criminales para que anden por nuestra casa con total libertad... Nos arrebatan celulares, tabletas, dinero... Nos sacan las llaves del auto y se lo llevan sin permiso, te ponen una pistola en la cabeza si andan de malas y amenazan con violar a las niñas.


A como puedes les tomas un video y se lo muestras al mal mayordomo, él dice que los abraces, que él los acusará con sus abuelitos para que les de miedo.


Haces junta familiar y resulta que tu familia está desunida... Que el mayordomo ha regalado dinero, migajas a unos cuantos, y éstos quieren que se quede, porque nunca antes hubo quien les regalara algo.


No saben que eso que reciben es suyo propio.


Cuando se enferma el niño descubres con horror que tu cuenta de gastos médicos está vacía... Este infeliz desgraciado la vació.


Que ha regalado el dinero tuyo a unos amigotes pránganas que chupan a lo bestia y golpean a sus hijos con singular alegría.


Estás devastado y al borde mismo de la ruina.


El mayordomo se ríe de ti...


Te dice que te jodiste, que se va a quedar el tiempo que quiera.


Buscas ayuda... Piensas que es hora de echarle, pero la verdad, las fotos de cada día, truqueadas por cierto, dicen que todos, ¡hasta tú! Aman a ese mayordomo.


Horrible pesadilla...







210 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Lo siento chame… no hay luna de miel

Cuando te robas a la novia no hay luna de miel. Hay mucha pasión, claro… lo prohibido es tan placentero, con aquella adrenalina de que te encuentran y no. La luna de miel en cambio tiene de todo, es p