• Red Crucero

El principio del fin: Covid19

Por José Luis Galván Hdz. Estaba planeado para noviembre o diciembre cuando en la mayor parte del planeta hace frío y los humanos son más propensos a las enfermedades en las vías respiratorias; estaba diseñado para que murieran los más viejos y quitarles una carga al Estado y al planeta, pero algo salió mal, alguien se equivocó y el virus genéticamente creado por el hombre se salió del control. Hace algunos años, un dirigente del Fondo Monetario Internacional lo había declarado públicamente en un foro donde estaban presentes los grandes capitanes de las empresas, de los bancos y de los gobiernos más importantes del planeta; así lo dijo directamente: “Los ancianos viven demasiado y eso es un riesgo para la economía global. Tenemos que hacer algo ¡y ya!”. Algunos años después, cuando ya se habían agotado todas las posibilidades, económicas y humanistas, para resolver el problema y después de miles de estudios sobre el comportamiento humano en la actualidad, se tenía que tomar una drástica decisión. Fue en las nuevas generaciones, de los “milenios”, donde se observaba que tienen poco contacto físico, inclusive en una mesa al comer usaban el teléfono celular para comunicarse entre sí, llegaban a una reunión y sólo se les escapaba un “hola”, evitaban consciente o inconscientemente el contacto físico y el visual. Así es que a ellos no les afectaría ese virus nuevo, creado en un laboratorio para matar a parte de la población; dentro de la parte sensible y humanista de los científicos que trabajan en el virus, se aseguraron que a los pequeños, los niños y los recién nacidos, el virus no los llevara a la muerte y sólo los infectara sin graves consecuencias. A partir de ese acontecimiento que sucedió en el año 2019 , el mundo iba a cambiar; la indiferencia, el poco contacto físico entre unos y otros seres humanos se agravaría más, la palabra solidaridad se acababa, para dar paso a la practicidad, por querer salvar el planeta se sacrificaba a los ser humanos. Al final, el experimento de destruir una parte de la humanidad funcionaba, la ley del más fuerte económicamente hablando sobreviviría, acabando con los pequeños comercios, con las economías familiares; los sobrevivientes en materia de salud entrarían a un suspiro de la extinción económica. Este virus sería para la humanidad “el principio del fin”, nos condenaba a algunos a vivir con temores y desconfianza, también era una muerte inminente para los viejos y los dañados económicos; sería lo que marcaría el principio de una aparente Apocalíptica visión por el terrible virus creado por los hombres: El Covid -19.

52 vistas

Omar Elí Robles

Presidente y Director General

 

Consejeros Accionistas

Hernán Garza

Robert Ekback

 

Gerente Comercial

Sergio Garza García

 

Gerente Administrativa

Mapy Robles O.

@2020 GARPO SOLUCIONES TECNOLOGICAS