• Omar Eli Robles

El viejo patriarca


Mientras el anciano patriarca miraba el valle y soñaba con aquellos tiempos en que tirabas una semilla por la tarde y al amanecer te saludaba un brote... sus parientes y sus peones esquilmaban los graneros, salteaban caminos y despojaban al pueblo bueno.


El anciano patriarca daba signos claros de una demencia senil, por eso amanecía de pleito con medio mundo.


Por eso justificaba a los ladrones, porque los veía como nobles guerreros.


Por eso dejaba morir a los niños, porque los veía como peligro futuro para su reino... y su muerte era designio de los dioses, no de su maldad.


El anciano patriarca tenía una cauda de corifeos que iban tras sus pasos para levantar las monedas que iba tirando mientras hablaba solo.


Soñaba cosas raras...


Soñaba monstruos y seres mitológicos, y al levantarse, su febril mente le ponía rostro a esos monstruos... y los atacaba con su espada de cartón.


Pero tenía lacayos poderosos, quienes no aguardaban la instrucción patriarcal para sembrar de maldiciones su camino.


Si el anciano patriarca era corrupto, se guardaba con especial celo en las pláticas de la corte...


¡Era imposible que no supiera que sus hijos se enriquecían a costa de los pobres y de los tesoros reales!


Pero él predicaba por todos lados su pretendida honestidad... "No somos iguales", repetía con afán.


Era imposible que no se percatara de la clase de rufianes que metió al palacio.


Era imposible que no escuchara los lamentos del pueblo que le salía al paso mientras era trasladado en su litera, para exigir justicia.


Lo que nadie sabía es que en su demencia, él distorsionaba la realidad...


Cierta noche ante la plaza vacía, huérfana de gente, lanzó una arenga encendida y en su mente dibujó millares de personas entonando loas a su alteza serenísima.


Si le gritaban insultos, él escuchaba cánticos.


Si la gente moría por su culpa, él creía que desde el cielo le agradecían el envío de futuros ángeles.


Vaya que estaba loco...


Nunca en la historia de aquestos lares ocurrío cosa como tal...


Un loco en el palacio.


Fábrica de pesadillas.

133 vistas0 comentarios

Omar Elí Robles

Presidente y Director General

 

Consejeros Accionistas

Hernán Garza

Robert Ekback

 

Gerente Comercial

Sergio Garza García

 

Gerente Administrativa

Mapy Robles O.

@2020 GARPO SOLUCIONES TECNOLOGICAS