• Red Crucero

El vital asunto de las albercas


En nuestro mundo bizarro de plagiarios plagiados, el agua se vuelve pretexto



¿Tiene usted idea de cuánta agua se utilizaría para llenar las albercas del área metropolitana de Monterrey?


Muchísima menos de la que a diario se tira en fugas que Agua y Drenaje acude a tratar de reparar al día siguiente de su reporte.


Muchísima menos de la que se tira en la coladera en que se ha convertido la red de distribución de Agua y Drenaje.


¿Y sabe el tremendo problema que causa el cierre de albercas?


No vaya muy lejos, basta con que se asome a la estadística de violencia familiar en fechas recientes.


Con temperaturas de 44 grados y los chamacos en casa... ¿Quién los controla?


O se van a la calle a ver en qué lío se meten... o a que los reclute algún genio del mal...


No estamos para luchas de clases...


Pero no se vale que las albercas de los clubes privados estén perfectamente llenas y en funcionamiento... y en cambio las albercas del peladiaje estén vacías.


Entiendo que se quiera mandar el mensaje de emergencia... que las fuentes estén secas, que las albercas vacías para que la gente interiorice la idea de que hay que cuidar el agua.


Pero lo de las albercas es un exceso...


El daño social que ello provoca es mucho mayor que el bien que pretenden lograr con el cierre de las instalaciones.


"Dejaos de mamadas", diría el sabio Abelardo Leal.


Abran las albercas, que solamente una vez se llenan si se les aplican los químicos correctamente.


Llenadlas con el agua de los pozos aforados y ponedles suficiente cloro.


"Dejaos de mamadas"...


Que en las casas la gente anda de la greña porque los chamacos no tienen en dónde pasar el ardiente estiaje.


301 visualizaciones0 comentarios