top of page
  • Foto del escritorRed Crucero

Fernando, el ganador


Sin ser Gobernador, creo que el gran vencedor en la contienda del 6 de junio fue Fernando Larrazábal.


Entró a la contienda con una misión primordial: Limpiar su nombre.


El QuesoGate fue un lastre que arrastraba desde hace casi 10 años, el tema de su hermano Jonás y los casinos.


Era impresentable... pero se presentó.


Fernando solamente hizo campaña un mes, porque en el primer mes se dedicó a entender de que se trataba el tema con redes sociales, con nuevos esquemas de propuestas y estilos para hablar a los ciudadanos.


El segundo mes se dedicó a buscar con ahínco a los viejos panistas, para que lo arroparan... mientras tanto, el tiempo se perdió en eventos masivos por colonias en las que el voto se compra.


Pero en el tercer mes, fue el candidato que más creció, arropado ya por los viejos panistas, el fantasma que le perseguía se diluyó... terminó por desaparecer.


En lo personal me da un gusto enorme ver los casi 400 mil votos que se volcaron a su favor.


Fueron votos del panismo que se había marchado y regresaron.


Fernando se convirtió en el referente de Acción Nacional... mucho voto convencido por él, terminó emitido a favor de Adrián de la Garza en un esfuerzo por ejercer el voto útil.


Pero creyeron en Larrazábal...


Se recuperó a sí mismo, el de San Nicolás... el accesible, el que resuelve, el que le entiende.


Al final, tuvo la calidad moral para responder a El Norte con gallardía, asunto que le ganó el respeto de propios y extraños.


Fernando ganó, sin duda... le ganó al pasado, que no es sencillo.


Me pregunto si en el PAN, aquellos quienes quieren recuperar la franquicia que Raúl y Chefo vendieron, serán capaces de ver lo que Larrazábal representa ahora.


Es una bandera... hay que ondearla.


443 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page