• Red Crucero

Iván Trejo… Adiós poeta



Por José Luis Galván


“…no pienses que he muerto/ ni lo sientas/ni lo digas/ el silencio del estar es todo lo que poseemos/otra es la voz del agonizante/ no la nuestra que recorre los hombros desnudos de las preguntas/ no la nuestra que habita todos esos lugares donde no estamos”. Esos fragmentos de la poseía que escribió nos llegan como un último aliento por que el gran poeta, el amigo, se fué…Adiós Iván Trejo.

Inevitable que se escapen las lágrimas al saber de su muerte. ¡Y si me cuesta trabajo pensar que ha muerto! Apenas el mes pasado había desayunado con él, junto con otro gran amigo, Armando Amaral; esa mañana que se convirtió en mediodía porque la charla con Iván Trejo era hablar de todo, con un tono de humor inteligente, irónico; empezamos hablando de literatura, del trabajo que estaba editando para la esposa de Armando y para variar terminamos hablando de política; del Peje y lo que él pensaba que eran “sus ocurrencias mañaneras”, e irónicamente también nos reíamos de la cotidianidad que la pandemia estaba haciendo de nuestras vidas.


Todavía nos hablamos el fin de año, para desearnos las buenas nuevas del 2021, y además porque le acababa de mandar algunos capítulos de la biografía de Don Pepe Maiz que actualmente escribo y me ayudaría a editar. Nos quedamos de ver después de que los leyera, nos hablaríamos, pero esa llamada ya nunca se dio.


A Iván Trejo lo conocí ya siendo un poeta premiado, ya había ganado el premio Nuevo León de Literatura de poesías en 2006, por su libro “Silencios” y también el importante certamen de poesías “Carmen Alardín” en el 2008 por “Los tantos días”; me lo presento Ana Delia García con la intención de hacer algunos proyectos juntos, después tuve la fortuna de tomar un taller de poesía con él en “La Casa de la Cultura”.


Si para los amigos es difícil entender o asimilar su partida no quiero pensar como lo sentirán su madre, su esposa o sus hermanos, los familiares más cercanos del poeta, quizás estarían como lo dijo en su poesía …”Se me vino la lluvia a pedazos “; andar dolidos o ausentes, llorando como lo describía: “Quiero decir que te vi ausente/ paseando entre espejos y una urraca vino a aletear en tu cara para cubrirte esos ojos/ apenas desdolidos”. Desde este pequeño escrito les mando un abrazo y espero que con el tiempo algo de consuelo los alcance aunque la muerte deja solo lágrimas en nuestros ojos… “desdolidos”.


Adiós Amigo, buen viaje, se te extrañará, aunque nos dejaste tus poesías para acompañarnos, reinará en nosotros por largo tiempo el dolor de tu ausencia … “La palabra es un barco/ hundiéndose en un muelle/donde el silencio parpadea.” Pero te leeremos en silencio a la orilla del muelle viendo tu partida.




45 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Omar Elí Robles

Presidente y Director General

 

Consejeros Accionistas

Hernán Garza

Robert Ekback

 

Gerente Comercial

Sergio Garza García

 

Gerente Administrativa

Mapy Robles O.

@2020 GARPO SOLUCIONES TECNOLOGICAS