• Omar Eli Robles

JORGE CHAPA SALAZAR LIDER EMPRESARIAL Y SOCIAL

Por RAÚL MONTER ORTEGA

Conocí a Don Jorge en su oficina de Grupo Chapa ubicada en Colegio Civil, esquina con Treviño, pleno centro de Monterrey, donde me cito para una entrevista de trabajo.

Don Jorge iniciaría su periodo como Presidente de la Cámara de Comercio de Monterrey para los años 1975-1976. Tenía una conversación amigable, pero a la vez talentosa y analítica. En la entrevista, me dijo que estaba a la busca de un Director General para la Cámara de Comercio y yo era uno de los candidatos.

A los pocos días me confirmaron que había sido electo para ocupar ese importante cargo en uno de los organismos empresariales más prestigiados de la ciudad y de nuestro país, ya que durante casi 100 años había servido a la comunidad de negocios, defendiendo la libertad de comercio, promoviendo además el consumo de productos hechos en México.

Ya había trabajado en la CANACO años atrás y sabia el tamaño de la responsabilidad, lo que no sabía, era el dinamismo de Don Jorge y su férrea ideología empresarial y de servicio a la comunidad.

En esos años, el sistema político mexicano y de NL, estaba controlado por un régimen de partido- gobierno (PRI), no había oposición política, por lo tanto, los organismos empresariales era el contrapeso y defensores de los derechos constitucionales de los ciudadanos, sin olvidar el objetivo de alentar el comercio, la industria, el turismo y toda actividad empresarial.

El trato amigable, afable, pero enérgico de Don Jorge abría puertas en todos lados, tanto en el sector público, como privado.

El Presidente de México era Luis H Álvarez, quien llevaba un régimen populista, anti empresarial y con tendencias de políticas de izquierda preocupantes.

La Cámara de Comercio de Monterrey era parte de la Confederación de Cámaras de Comercio, cuya sede estaba en la CDMX, entonces llamada DF. Había junta de Consejo dos veces al mes, a las cuales asistía Don Jorge y en repetidas ocasiones también lo hacía yo. Eran reuniones de mucha discusión y poca acción, ya que la directiva de la CONCANACO era muy pasiva y temerosa de actuar contra el Presidente LEA, sin embargo, Don Jorge tenia intervenciones muy inteligentes, exigentes y a la vez audaces. Las cuales era apoyadas por unos cuantos presidentes de otras Cámaras de Comercio de provincia, pero eran silenciadas por los dirigentes de la Capital y sus aliados.

La presión política, económica y social en nuestro país aumentaba cada día, ya que las decisiones del Gobierno del Gobierno afectaban a toda la población, incluyendo a los empresarios.

Un día nos enteramos por conducto de diputados de PRI que no estaban de acuerdo con las medidas tomadas por LEA, que estaba por enviar una iniciativa de Ley de Asentamientos Humanos, que tenía varios objetivos para regular el crecimiento desordenado de las ciudades, pero ponía en peligro a la propiedad privada, tema que Don Jorge llevo a la mesa del Consejo de CONCANACO, con el ánimo de tomar acuerdos de acción y de oposición a dicha iniciativa. La propuesta no tuvo eco. Por ello un grupo de dirigentes empresariales de varios estados de la Republica iniciamos un movimiento para evitar que esta iniciativa tuviera éxito. Este grupo se organizó con la representación de empresarios de NL. Puebla, Chihuahua, Sinaloa, Yucatán, Jalisco, Sonora, SLP y muchos lugares más, quienes nombraron a José Luis Coindreau como coordinador general y a un servidor como coordinador ejecutivo. Recuerdo que Don Jorge, quien era mi jefe superior, me dijo “adelante Monter, pero no descuide la Dirección de la Cámara”, así era Don Jorge, siempre viendo el bien común.

Don Jorge jamás descuido su responsabilidad institucional, a la vez siempre apoyo el movimiento, tan es así que fue parte de la famosa reunión de los Encapuchados de Chipinque que detono el engranaje contra la iniciativa de LEA. El final ya lo conocemos, dicha iniciativa ni siquiera paso a comisiones.

Pablo González Ybarra, quien era funcionario de la CANACO MTY durante la época de Don Jorge, siendo su principal misión la cuestión ideológica empresarial, nos recuerda que en un informe anual de la institución, Don Jorge se enteró que José Chávez cumplía 30 años dentro de la Cámara y saben que hizo, pues lo reconoció en púbico y por supuesto el amigo Pepe, se emocionó hasta las lágrimas, ese era la personalidad de Don Jorge.

Termino exitosamente su presidencia en la Canaco, pero su actividad empresarial no, se convirtió en vicepresidente de la CONCANACO y trabajo arduamente para que en la asamblea de CONCANACO 1978 las Cámaras de Comercio de provincia le arrebatáramos el control para que al fin la participación fuera con representatividad nacional. El Presidente electo fue Don Guillermo de Zamacona, otro extraordinario líder. Don Jorge me recomendó para que ocupara la dirección de dicha institución nacional, lo cual fue un verdadero orgullo. Y me fui a vivir al DF

Para el periodo 1980. 82 Don Jorge ocupo la presidencia de Concanaco y yo seguí siendo el Director General, nos tocó vivir los años más complicados del Presidente José López Portillo, incluyendo la Nacionalización de la Banca y la crisis económica del país a raíz de la famosa defensa del JOLOPO quien dijo “voy a defender el peso como un perro” lo cual trajo como desenlace la devaluación del peso en un 100%. Una vez más Don Jorge fue líder de la defensa de los principios de la nación y libertades de los mexicanos.

En 1986 Don Jorge ocupo la Presidencia del Consejo Coordinador Empresarial, primer regiomontano en tener ese honor, su talento y habilidad le permitieron tener siempre la puerta abierta con el Presidente Miguel de la Madrid, para proponer y alimentar medidas de política pública que perseveraran la empresa privada, el fomento a las inversiones y a la creación de empleos.

La actividad de Don Jorge no solo fue en el ámbito empresarial, fue un hombre de su época y visionario, fue Presidente del Club de futbol Monterrey, en los años 1966-1967, cuando no había dinero, cada fin de semana debía sacar dinero de su bolsa o las de sus amigos para pagar la nómina.

Fue promotor y recaudador de fondos para la Construcción de la Basílica de Guadalupe ubicada en la colonia Independencia, fue patrocinador de estudiantes que se fueron a estudiar al extranjero y de innumerables de obras de beneficencia que no terminaría de listar sin acordarme de alguna.

Pero lo más importante, Don Jorge fue un hombre de familia y su obra no solo es material, hizo también tiene una labor de trascendencia a través de su hija, su esposa Genoveva que falleció hace muchos años y su actual esposa Carmina, su yerno Jorge, sus nietos y sobre todo algo que pocas personas saben. Fue un enorme coleccionista, ¿saben de qué? Es el mejor coleccionista de AMIGOS QUE HE CONOCIDO, Yo soy uno de ellos, doy gracias a la vida y a Dios por ponerme en el camino junto con Don Jorge Descansa en paz amigo, solo te adelantaste un poco, pronto nos veremos de nuevo.

Raul Monter Ortega.

raul.monter46@gmail.com






80 vistas0 comentarios

Omar Elí Robles

Presidente y Director General

 

Consejeros Accionistas

Hernán Garza

Robert Ekback

 

Gerente Comercial

Sergio Garza García

 

Gerente Administrativa

Mapy Robles O.

@2020 GARPO SOLUCIONES TECNOLOGICAS