top of page
  • Foto del escritorRed Crucero

La gorda apaciguadora


Perdí la paz el día en que perdí la potestad de encontrarme con tus ojos... No era mi paz, era tu paz que prodigaste amorosa sobre mi.


-Pos yo le voy a decir una cosa Gorrón... Yo creo que ya debería estarse en paz.


-¿Y cómo, Tenchita?..., ¿cómo?, si estoy bien fregado sin ella.


-¿Quién habla de usted Gorrón soflamero?... Me refiero a la versión mixteca de Maximiliano y Carlota.


-O ssssea...


-Pos a Samuel y a Mariana, le andan pegando al avispero, se pasan de lanza, echan mentiras que es un contento... Les va a salir cola.


-Pos al Sami sí le hace falta Tenchita... Está muy plantó, y eso que amanece en el gym.


-¡Mire quién lo dice!... Don Nalgas de Vecindario ha hablado.


-Oká... Oká... Perdón, pero porqué dice que tienen que apaciguarse.


-Porque hicieron enojar al Gran Ganso Imperial al provocar ataques a su consorte, y acaban de admitir la demanda contra la Ley que creó el cargo de Marianita... ¡Y qué se me hace que lo desaparecen!


-¡No me diga!... Bueno, dígamelo pero también suelte un poco de tragazón para mi tripita.


-Atránquese con ese bulto... Hay 12 gordas nuevecitas, y ya le van dos más pa que entretenga el hocico mientras le cuento.


-¡Méngache!


-Pues que con eso del chongo provocaron que sin deberla, a doña Beatriz le lloviera insultos... Así que la señora exigió lavar la afrenta y una posibilidad eran aplicarle la investigación por lavado de dinero.


-¡Aijuesú!


-La otra, que le quiten el cargo y se aplaque... Y la forma de quitarlo es tumbando la Ley Orgánica... Que ya llegó a manos de un juez.


-¡Santa Petra la Callosa!


-Pos le digo que mejor deberían apaciguarse a ver si se las perdonan... Pero usted no se apacigue, usted se me va de inmediato a bolear el trasero para esos entregos.


-Con la tripa llena... ¡Voy que vuelo!


161 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page