top of page
  • Foto del escritorRed Crucero

La Gorda encrispada


La ausencia no tiene ni voz ni cuerpo... Tu ausencia, la diaria negación de lo evidente... La pérdida y el vacío inescrutable, ese abismo sordo que me absorbe en cuerpo y alma...


-¡Ay Gorrón!... No sabe qué pena me da verlo así, de plano arrastrándose.


-Tenchita, no sea malora... No me diga cosas tan feas.


-¿A usted?... ¡No te infles papa dihorno, si no testoy pelando!


-¿Antonche?


-Me refiero a su gobernador que en campaña andaba muy sácale punta contra El Peje y ahora le faltan pecheras pa arrastrarse.


-¡Qué bárbara Tenchita!


-Es que por eso anduvieron votando por él... Quesque le iba a poner las peras a peso... Que él mero le rompía el hocico... ¡Y nada!, el vejete ese nos sube los impuestos, nos trae a remolque con el gas... Nos apachurrado y el tal Samuelito le prende incienso.


-Por cierto Tenchita, no se olvide de mi, que ya voy pa once horas sin probar bocado...


-No traiga porque no quiere, ahí están las del recalentado, pruebe las de chicharrón de soya en salsa verde.


-¡Ay Papantla tus hijos volan!


-Nomás no se vaya a atragantar como Marcelito Ebrard cuando le dijeron que El Peje anda presentando a la Sheinbaum con toda la perrada que importa.


-¡Pobre cristiano!, pero mire Tenchita, ya anduviera muy feliz con que no lo metieron al bote por lo de la línea 12...


-Yo ya lo hubiera refundido... De veras.


-Pos de puro coraje écheme otras seis... Pa mantener la energía.


-¡Y bien que la va a necesitar!... Porque ya va siendo hora que me vaya a repartir los entregos.


-Va que va... ¿Y ahora no le va a mandar a la que me batea?


-Claro, ahí está el especial y dígale que mi corazón está con ella.


102 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Jantito

Comments


bottom of page