top of page
  • Foto del escritorRed Crucero

La gorda lacrimógena


Si me lo hubiesen contado... si me lo hubiesen dicho, que no estarías en el ocaso del día; que buscaría tu mano sin encontrar tu sombra... si me lo hubieran dicho, hubiese administrado el llanto, para llorar en arroyuelos esto que ahora debo llorar a mares...


-¡Ah, pero qué chilletas me salió!


-Tenchita, por favor... debería respetar un poquito el dolor ajeno.


-Pos mire, yo digo una cosa... si no quiere que le piquen el fullate, ¡que no se meta en la procesión!


-¿Fullate... procesión?


-Es una manera de decirlo... porque ya ve cómo anda de llorón el mataperros... ese tal Gerardo Garza.


-¿Se refiere usted al director de Agua y Drenaje?


-¡Ese mero!... porque ahora dice que es muy injusto que le cuelguen el milagro de la falta de agua.


-¿A poco se lo cuelgan?


-¡Pos será lo único que le cuelgue a ese cristiano!... ya estaría llenando las presas con sus lágrimas.


-¡Ay Tenchita!... pos igual que las presas, mire nomás, mi plato no se llena


- Está como Cerro Prieto... que llueve y llueve, pero el agua se va pa otro lado... tendrá usted una para hueca.


-Pos mientras averiguamos écheme de una vez cuatro de frijolito negro refrito con un toque de piquín.


-¿Un toque?... ¡Un toque es el que se dio la Ivonita Bustos!


-¿Por qué lo dice, ojitos de pipitoria?


-Pos ahora confunde los colores, en vez de vestirse de verde se viste de naranja.


-Uuuuuh... ya sé lo que quiere.


-Ella no sé, pero yo quiero que suba su magro culamen al sillín de la bici pa que me vaya a entregar estos pedidos...


-¡Ay qué pecado el suyo!... ni modo, a darle.


122 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page