• Omar Eli Robles

La pesadilla



Y un día amaneces pobre...


Sin un centavo en la bolsa, con los recibos de los servicios pegados en el corcho y los estados de cuenta de las tarjetas mecidos al viento que llega a la cochera, viajan de un lado a otro con ese tono amarillento del papel abandonado al sol... a la humedad... a la indiferencia.


¿Qué pasó?


Pasó lo que pensabas que era un cuento, ganas de joder, de asustarte.


¿Recuerdas el negocio?... ¡Trabajo duro!, sin descanso los 11 meses y medio del año.


Proveedores, clientes, sueldos, oportunidades... sobresaltos y 15 días para ti, para tu gente, en la playa, con la panza al sol...


¿Recuerdas la camioneta?... ya estabas en el nivel de los asientos de piel, encendido digital, pantalla con cámara trasera.


El seguro de gastos médicos, la escuela privada, confesional desde luego, para que los chavales crezcan con buenos valores.


¿Lo recuerdas todo?


La pandemia, el cierre... la falta de recursos... nada de abrir porque pones en riesgo a los demás.


Nada de buscar, porque eso es deslealtad.


"No creo que nos dejen al garete"... "Como quiera sigo vendiendo, un poquito menos pero vendo"... "¡Ya hombre!, ese viejito está zafado pero no es un peligro para México".


Fueron 12 millones, la primera oleada... ¡Doce millones de personas a la calle!, sin trabajo.


Pero tú no eres empleado, tú eres empresario.


Doce millones son 12 millones de clientes menos para todos los negocios del país... a unos les pega más, a otros les pega menos.


En las gasolineras la gente dice que les están rotando turnos, están ganando menos... en varias empresas rebajaron sueldos, era eso o irse a la calle.


El que compraba 100 ahora compra 50... el que compraba 50 ahora compra 20... es una cadena interminable.


Pero bueno, pensaste... nomás hay que ajustarse el cinturón.


Llegó junio del 21 y otra vez, decidiste no votar... ¡Ah qué hueva!... ¡Política de porquería!... ¡Todos quieren lo mismo!


Volvió a ganar el viejecito... controla por completo el Legislativo y listo a completar la obra.


Entonces se van algunos, los pocos extranjeros... los que iban a crear empleos... ya no son 12 millones, ahora son 25 millones... quizá 30 millones.


¿Quién quiere generar empleo en este ambiente de persecución al empresario de todos los tamaños?


Ahora solamente traen dinero quienes reciben las pensiones del Bienestar... ¿quién va a comprar un carro, quién va a comprar ropa nueva, quién va a comer a un restaurante, a tus hamburguesas, con mil 200 pesos al mes?


Adiós, habrá que cerrar... te unes a la lista,


Dos meses después ya no hay para los servicios, desde luego, vendiste la camioneta para liquidar a las cuatro personas que trabajaban para ti, contigo...


Buscaste trabajo, de lo que sea... repartir folletos, repartir comida a domicilio.... ¡lo que sea!


Buscas a los amigos, andan igual, y el que anda mejor no tiene cómo darte apoyo, cada quien se rasca con sus uñas... lo miras en la cara de fastidio con la que te atienden.


Esta mañana brilla el sol, pero no es una alegoría... no es una metáfora de los mejores tiempos.


En la tele del vecino alcanzas a escuchar un fragmento de la mañanera... el viejecito vocifera... "¡Y al que no esté a gusto con la transformación, que se largue de México!... ¡Pero se va a ir sin dinero!, porque ese es de todos los mexicanos".


Esto, sin pandemia le hubiese tomado cuatro o cinco año, piensas.


Ahora entiendes... por eso dijo que le cayó como anillo al dedo.


¿Es una pesadilla?... ¡Despierta!




103 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Omar Elí Robles

Presidente y Director General

 

Consejeros Accionistas

Hernán Garza

Robert Ekback

 

Gerente Comercial

Sergio Garza García

 

Gerente Administrativa

Mapy Robles O.

@2020 GARPO SOLUCIONES TECNOLOGICAS