• Omar Eli Robles

Ni Trump ni Biden ceden; van parejos


WASHINGTON a 4 de noviembre del 2020.- Hasta esta madrugada, Joe Biden tenía más votos electorales que Donald Trump, éste aventajaba en el conteo de estados clave para definir al próximo presidente de EU.

De los 270 votos del Colegio Electoral necesarios para ganar, el demócrata tenía 236, por 213 del republicano. Sin embargo, Trump iba a la cabeza en estados importantes, como Carolina del Norte, Wisconsin y Michigan. Ganó en Ohio, lo que es relevante porque ningún presidente ha llegado a la Casa Blanca sin ganar esa entidad.


Trump también se apuntó Texas y Florida, donde mostró una inesperada fortaleza entre los latinos al lograr más apoyo de esta minoría en comparación con 2016.

Biden ganó en California, Oregon y Washington, considerados bastiones de su partido. También ganó Vermont, Nueva York e Illinois. Aventajaba en Arizona, donde están en juego 11 votos electorales.

Según el diario USA Today, Biden tenía más votos directos que Trump, por lo que, de ganar, por segunda ocasión el republicano obtendría la presidencia sin tener el mayor respaldo popular.

En un mensaje, el demócrata dijo tener confianza en su triunfo y pidió paciencia para esperar el conteo final. Trump se dijo ganador, pero acusó fraude, por lo que adelantó que pedirá a la Suprema Corte frenar el recuento.


CONTEO REÑIDO DEJA EN VILO PRESIDENCIA DE EU

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aventaja para obtener un segundo mandato al frente de la Casa Blanca.

Al cierre de esta edición, el republicano sumaba 213 votos del Colegio Electoral, de los 270 necesarios para ganar la presidencia, por debajo de los 236 de su rival demócrata, Joe Biden.

Pese a esa diferencia, aventajaba en estados clave como Carolina del Norte, que suma 15 votos, Wisconsin, que otorga 10, y Michigan, que da 16.

En Estados Unidos, es mucho más fácil que los presidentes logren un segundo mandato.

En total, 21 mandatarios se han reelegido.

Y en la historia reciente del país, sólo diez no han logrado una victoria consecutiva.

Trump obtuvo la victoria en estados clave. Destaca Florida, que otorga 29 puntos electorales.

También ganó en Ohio, que suma 18, pese a los esfuerzos del equipo de Joe Biden.

Esta victoria es relevante porque ningún candidato a la Casa Blanca ha llegado a la presidencia sin ganar esta entidad del Medio Oeste.

Probablemente, los demócratas subestimaron al presidente Trump, creyeron que con su desprestigio sería suficiente.

Tampoco hicieron el trabajo de base y de movilización que hicieron los republicanos, agrupados por el mandatario.

Esta elección no consistía tanto en persuadir, sino en organizar.

El contraste era enorme, con mítines con mucha gente entusiasmada, la diferencia era completa.

Mientras que Biden hizo encuentros tipo autocinema.

Destacan los votos adelantados, especialmente en el caso de Michigan y Pensilvania.

En el caso de Pensilvania, en el estado se emitieron más de 2.4 millones de votos anticipados, de los cuales casi 1.6 millones fueron de demócratas y aproximadamente 555 mil de republicanos.

Es necesario ver el voto popular.

Según el conteo del diario USA Today, Joe Biden obtuvo 66 millones 735 mil votos directos. Por encima de los 65 millones 82 mil que obtuvo Donald Trump, al cierre de esta edición.

Con lo que, por segunda ocasión, el republicano obtendría la presidencia sin el mayor respaldo popular.

Joe Biden ganó en los estados de la costa oeste, California, Oregon y Washington, considerados bastiones de su partido. También ganó Vermont, Nueva York e Illinois.

El exvicepresidente aventajaba en Arizona, donde están en juego 11 votos electorales.

RESPALDO LATINO

El presidente Trump mostró una inesperada fortaleza entre los votantes latinos en estados clave.

En Florida, según las encuestas a boca de urna, Trump y su rival demócrata Joe Biden se repartieron el apoyo de esta comunidad.

El republicano sumaba el apoyo de tres de cada diez votantes no blancos en comparación con solo dos de diez en la contienda de hace cuatro años, según las encuestas de boca de urna de Edison Research.

En Texas, cuatro de cada diez hispanos votaron por Trump, frente a tres de cada diez en 2016.

Con esto, se romperían los pronósticos de las encuestas.

Según un modelo del centro de análisis fivethirtyeight.com, el candidato demócrata ganaría en 89 de cada 100 escenarios. Por su parte, el republicano obtendría la victoria en 11 de cien.

Además, en las encuestas nacionales del centro de análisis RealClearPolitics, el demócrata tenía una intención de voto de 51.1 por ciento, mientras que Trump 43.9.

Al igual que en la contienda de 2016, el tema de las encuestas va a ser motivo de análisis.

8 vistas0 comentarios

Omar Elí Robles

Presidente y Director General

 

Consejeros Accionistas

Hernán Garza

Robert Ekback

 

Gerente Comercial

Sergio Garza García

 

Gerente Administrativa

Mapy Robles O.

@2020 GARPO SOLUCIONES TECNOLOGICAS