• Red Crucero

RECUPERACION ECONOMICA CON O SIN AMLO


RAUL MONTER ORTEGA


Con la participación de los principales organismos empresariales de México, tales como el CCE, CONCANACO SERVYTUR, CONCAMIN y la Asociación de Bancos de México, el pasado 3 de diciembre se llevó a cabo la presentación del proyecto de LEY GENERAL Y CONSEJO GENERAL PARA LA REACTIVACIÓN ECONÓMICA.

Fui invitado por Juan Carlos Pérez Góngora quien es Vicepresidente Asuntos Fiscales de CONCANACO y uno de los principales promotores de este interesante proyecto.

Me queda claro que en el diagnostico estamos de acuerdo en que la economía mexicana tiene una contracción desde 2014, ya que el PIB ha crecido muy en promedio 2% anual, por supuesto que la aparición de la Pandemia de COVID 19, vino a recrudecer la situación, ya que se presentaron, altos riesgos para la inversión privada, caída de la inversión pública y bajos crecimientos acumulados, shock de oferta derivado de la pandemia, impulso de medidas tardías ante la crisis, nula efectividad del gasto público y condiciones externas adversas en el sector energético, turístico y de aprovechamiento de nuevas tecnologías, así como otras más.

En muchos países del mundo, sus respectivos gobiernos tomaron decisiones para la conservación de las fuentes de trabajo, así como la recuperación económica y apoyo a las empresas, a través de diversos mecanismos, situación que en México no se vio, ya que el presidente AMLO declaro que en su administración se trabajaría primero para apoyar a los pobres y las empresas en caso de quiebra, tendrían que buscar sus propias soluciones. Es decir, el Gobierno se enfocó en acelerar sus programas sociales, bajo la premisa de que, manteniendo el poder adquisitivo de las clases populares, se reactivaría la economía. Después de 9 meses, el resultado ya lo conocemos, se estima crecimiento del PIB negativo de menos 9%, perdida de millones de empleos, el cierre de cuando menos un millón de empresas y el crecimiento del índice de pobreza que se calcula alrededor de 60 millones de mexicanos.

En Latino América, salvo Chile y Ecuador, todos los demás países llevaron a cabo programas sociales para proteger a las clases más necesitadas, sin embargo, no se realizaron proyectos para la recuperación económica de las empresas. Caso contrario en EUA, Canadá y la mayor parte de Países europeos que sus gobiernos inyectaron millones de euros para lograr la recuperación económica los más rápido posible.



Así las cosas, este proyecto de Ley GENERAL Y CONSEJO GENERAL PARA LA REACTIVACIÓN ECONÓMICA, parte de lo siguiente;

¿Qué se requiere? • Reconocer que el shock de oferta con una caída obligada de la demanda por un largo periodo no tiene precedente. • Que la pandemia agravó las condiciones da caída de la productividad del país. • Que, ante ello, se requiere ejercer la rectoría del Estado en la economía, con el respeto a la libertad empresarial y a la responsabilidad social que merecemos los mexicanos. • Que la separación de la política monetaria, fiscal y financiera , a pesar de todos los mecanismos de coordinación institucional no es suficiente para responder con atingencia y focalización a los retos de un contexto incierto y volátil , ni garantiza que los efectos de las decisiones económicas y financieras comprometidas con la estabilización nos retornen a las condiciones previas de niveles de PIB, de empleo, e ingreso per cápita; o reviertan la pobreza adicional generada que afectará a las próximas generaciones. • Las necesidades de incrementar la capacidad productiva del país en un entorno internacional de competencia son impostergables.

• Un endeudamiento prudente y un fuerte impulso a la inversión como lo señalan convencidos la mayoría de los agentes económicos dentro y fuera del país. • Ante la nueva realidad: Logística y tecnología de frente al T-MEC; apoyo al emprendimiento en nuevas áreas de mercado; reconversión del turismo; lograr en el sexenio cuando menos el 40% de financiamiento/PIB al sector privado. • Cambios en las políticas públicas ante los comportamientos sociales y modelos de negocio: comercio electrónico; home-office, educación a distancia, salud a distancia y otras más.

¿Como?

Tomando en cuenta que las Cámaras empresariales y sus Confederaciones son Órganos de Consulta del Gobierno, consideramos que el sector privado proponga un Proyecto de iniciativa de Ley para la Reactivación Económica.

El art. 25 constitucional señala alcanzar el desarrollo nacional a través de la competitividad, crecimiento económico, inversión y empleo. • No recae sólo en el Poder Ejecutivo. Señala que recae en el Estado Mexicano que incluye un conjunto de instituciones. “Al desarrollo económico nacional concurrirán, con responsabilidad social, el sector público, el sector social y el sector privado, sin menoscabo de otras formas de actividad económica que contribuyan al desarrollo de la Nación.” • No existe un instrumento que atienda las fases recesivas del ciclo, ni que proporcione medidas para solventar las crisis extraordinarias bajo un plan emergente para la recuperación económica. • El sistema de planeación (26 constitucional y ley de planeación) está rebasado de origen (el PND lo autoriza sólo la Cámara de diputados) y al ser sexenal, no considera la contingencia coyuntural de la realidad. Además de la coordinación apropiada de la política monetaria, fiscal y de financiamiento al desarrollo para un impulso ordenado y sustentable de la actividad productiva hasta la solventacion de la crisis, se requiere prioritariamente: Dar certidumbre sobre el futuro económico y la inversión, el control del riesgo país, la atracción de capitales, la protección de la planta productiva y el empleo y el fortalecimiento del sector externo y la competitividad.

Como sabemos, en la actualidad existe El Consejo Nacional de Salud, organismo que, en momentos de crisis sanitaria, toma las riendas y da soluciones por encima del Poder Ejecutivo.

Precisamente, la idea de la Ley de Recuperación Económica sería el marco jurídico para crear un consejo del Estado Mexicano, en el cual participarían el Ejecutivo Federal, las Cámaras Empresariales, los principales Sindicatos de Obreros y todas aquellas organizaciones de la sociedad involucradas en el desarrollo económico de nuestra nación.

El proyecto tiene sentido y hay que apoyarlo, ya que dependiendo de la situación política que prevalezca, este proyecto será puesto a consideración del Poder Ejecutivo o en su caso el Legislativo para su implementación. La iniciativa de ley resultante sería deseable presentarla en el primer período de sesiones de 2021. Caso contrario, tendríamos que esperarnos hasta el Periodo de sesiones de septiembre, confiando que la estrategia electoral ciudadana tenga éxito en las elecciones del 6 de junio, ganando la mayoría de distritos federales y por ende acabando con la hegemonía partido gobierno de Morena en el Poder Legislativo y Ejecutivo, con el animo de iniciar una nueva era de democracia y equilibrio de poderes, para apoyar iniciativas como esta, que traigan bienestar a la población.

Si Por México, ya esta trabajando con los partidos políticos para obtener el triunfo en las elecciones del 2021, el proyecto de Ley de Recuperación Económica elaborado por los organismos empresariales, debe seguir su curso y los ciudadanos interesados, debemos apoyarlos a materializarlo.

Me entusiasma la enrome cantidad de organizaciones de la sociedad que estamos trabajando, a pesar de la crisis sanitaria y económica, para construir un mejor futuro. Felicidades Mexicanos que creemos en nosotros y en nuestro país.

México saldrá adelante.

Raúl Monter Ortega.

raul.monter46@gmail.com







157 vistas0 comentarios