• Red Crucero

Sumas y restas; Monreal y Gabrielo


Por José Luis Galván Hdz.

 

“Le presto uno al numero de arriba, le sumo lo que le había quitado…”  Gabrielo mi hijo de 10 años, hace su tarea de matemáticas con un dialogo con los números, se apoya en sus dedos para sumar y de repente cuando su monólogo termina porque no hay respuesta en su libreta, busca mi ayuda para llegar a un buen resultado de las sumas y restas que le encargaron en su escuela.

 

Al ver sus pequeños dedos, y sentir que le hacen falta más para llegar a un buen resultado, levanto mis manos enseñándole que tiene otros 10 para seguir contando, me siento a su lado para ser parte de ese equipo que logra descifra no solo las matemáticas de su tarea, si no parahacerle sentir que juntos podremos resolver lo que nos pueda traer la vida, que a veces da, pero también quita.

 

Entonces, me ausento y dejo que siga moviendo mis dedos, me sumo al pasado, cuando el destino me quebró en un juego de números raros; en un día 23 del mes 9 de 1993, a mis 23 años, la mujer que mas me amo… Julia, mi madre, se murió. Después de 29 años de ese fatídico día, no logro restar, quitar, desparecer el dolor que me llega cada septiembre para recordadme que ella no esta y no la volveréa ver más… aun que cuente “uno, dos, tres por mí y salvación para mi mamá”.

 

Me regresa con una risa al presente Gabrielo, que se da cuanta que mis dedos no son suficientes para un buen resultado, como no ponía atención y solo le prestaba mis dedos, los problemas matemáticos no se resolvían  y entonces me dice con esa sonrisa en su boca de manera desfachatada: Si tu no puedes resolver estos problemas, menos yo, papá, así que usemos calculadora.

 

Me río de su comentario, sin embargo me vuelvo a distraer, con una notica que me llega a mi celular que habla de las divisiones en el Senado de la Republica, por la iniciativa sobre la Guardia Nacional; parce que al partido oficial  y sus aliados no les salen los números para votarla a favor, lesfaltan dedos, por mas que el Secretario de Gobernación, metió sus manos para contar con más dedos; al coordinador Ricardo Monreal, igual que mi hijo Gabrielo, no le salieron las cuentas, quizás también deba usar su calculadora económica.  

87 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo